Parador Nacional de Almagro

Descubre el Parador de Almagro

El Parador Nacional de Almagro fue un convento que se restauró en el siglo XVI y está a unos 300 metros de la Plaza Mayor de Almagro. Ofrece varios hermosos patios con arcos, techos con vigas de madera y una piscina exterior de temporada.

El Parador de Almagro se ha convertido en un encantador hotel con excelentes instalaciones. El edificio tiene una amplia escalera de madera que permite admirar la espectacular arquitectura del convento. Los enormes tapices, los techos de madera y las obras de arte originales también adornan las paredes.

Las habitaciones, amplias y elegantemente amuebladas, fueron utilizadas por los monjes que vivían en el edificio original. Las habitaciones tienen vigas de madera, suelos y paredes de baldosas con encanto. El diseño de la propiedad está en perfecta armonía con la historia del edificio y su ubicación histórica.

Disfrute de una gran estancia y descanse en un tranquilo jardín con tumbonas junto a la piscina exterior. El restaurante del parador sirve platos modernos basados en la cocina típica manchega, preparados con ingredientes frescos y locales. También hay un bar.

La estación de tren de Ciudad Real se encuentra a 26 minutos en coche.

Compartir

WhatsApp
Facebook
Email
Ir arriba