Paradores en Castilla La Mancha

Aparte de los edificios históricos, Castilla La Mancha también es el hogar de muchos Paradores de España. Ubicado en el corazón de la región, estos hoteles históricos son perfectos para una escapada tranquila. Muchos paradores están ubicados en conventos históricos y castillos y cuentan con comodidades contemporáneas. Estos alojamientos están cerca de las zonas principales, incluyendo catedrales y zonas turísticas.

Los huéspedes que elijan quedarse en los Paradores de Castilla La Mancha pueden esperar experimentar una experiencia única. Estos alojamientos históricos ofrecen a los huéspedes una amplia variedad de alojamiento. La región manchega alberga paradores espectaculares como el de Almagro. Ya sea que busque una comida tradicional española o una cena romántica, encontrará un parador para que se ajuste a sus necesidades.

Un hermoso ejemplo de un convento medieval, es el convento de San Pablo que se encuentra cerca de Cuenca. Su arquitectura es una fusión de características tradicionales y toques modernos. El interior está adornado con buen gusto y muchas habitaciones con vistas a las montañas. En el Parador, serás tratado con un desayuno buffet en el restaurante. El pastel de miel, un postre tradicional, se sirve en el comedor principal.

Otro parador en Castilla La Mancha es el histórico convento de San Francisco. Este convento de 1596 se encuentra en una maravillosa área histórica como es la población de Almagro. A cinco minutos a pie de la plaza principal, este Parador está cerca del Corral de Comedias y las reservas naturales alrededor de la población. El Parador también cuenta con 14 patios interiores y una piscina.

Paradores Nacionales en Castilla La Mancha

Conventos, gastronomía y cultura

Ir arriba