Ofertas Parador Nacioal de Murcia

Vive una gran experiencia en la ciudad de Murcia con todo su patrimonio cultural.

Hay muchas razones para visitar Murcia y permanecer en uno de sus muchos alojamientos. Una comunidad conocida por sus abundantes productos y tradiciones agrícolas. Dentro de la red de Paradores España, en la localidad murciana de Lorca, encontramos el Parador de Lorca, construido en el perímetro del Castillo de la localidad. El Parador tiene una terraza de verano, y los huéspedes pueden disfrutar de un desayuno bufé y una comida completa de estilo español.

Pase unos días inolvidables en la región de Murcia y hospédese en su Parador Nacional. Podrá visitar desde fortalezas medievales hasta edificios modernos. La región cuenta con un yacimiento arqueológico, la sinagoga del siglo XV y el aljibe islámico entre otros.

Lorca es una ciudad de tres culturas principales. La ciudad es un punto de encuentro de la arquitectura romana, islámica y judía. El castillo fue declarado un monumento de interés cultural en 1931. Ubicado en una posición estratégica con vistas a la ciudad, el castillo es largo y estrecho, con un plan de planta poligonal.

Parador Nacional en Murcia

Un viaje a otra época

Qué ver en Murcia

Toda la oferta turística de esta bonita ciudad

La ciudad de Murcia cuenta con numerosos monumentos impresionantes que se encuentran predominantemente en el centro de la ciudad, lo que la convierte en un destino ideal para recorrer andando.

1. Catedral de Santa María

Una de las atracciones más notables de Murcia es la Catedral de Murcia, que sirve como un símbolo destacado de la historia de la ciudad. Originalmente consagrada en 1465, la catedral ha sufrido numerosas reformas y adiciones a lo largo de los siglos, mostrando una variedad de estilos arquitectónicos que incluyen el gótico, el barroco, el renacentista y el neoclásico.

Los visitantes primero quedan impresionados por el impresionante exterior de la catedral, particularmente la gran entrada ubicada en la bulliciosa Plaza del Cardenal Belluga (también conocida como Plaza de la Catedral).

Como muchas otras catedrales en toda España, la Catedral de Murcia se construyó en el sitio de una antigua mezquita musulmana. La parte más antigua del templo actual es su claustro del siglo XIV. Mientras los visitantes exploran los pasillos laterales de la catedral, encuentran varias capillas que fueron dedicadas a familias poderosas de varias épocas. Entre ellos destacan la capilla de la familia Vélez.

Su magnífico órgano llama la atención desde su prominente ubicación en la sillería del coro, hecho de madera preciosa. Este impresionante instrumento es uno de los más grandes y exquisitos del mundo y se instaló después del devastador incendio de 1854 que obligó a reemplazar el original. Del mismo modo, las sillas que estaban presentes en el momento del incendio fueron consumidas por las llamas, pero desde entonces han sido reemplazadas por las impresionantes y brillantes piezas que se exhiben actualmente, un generoso regalo de la Reina Isabel II.

2. El Casino

El Casino de Murcia, también conocido como Real Casino de Murcia, se erige como el segundo edificio más emblemático de la ciudad tras la Catedral. Construida en un estilo ecléctico, la estructura es una fusión de arcos de estilo arabesco y salones de baile franceses neoclásicos, junto con bibliotecas discretas.

Originalmente construido como un lugar de reunión para la burguesía acomodada de Murcia, el casino se encuentra en la residencia del Conde de Campo Hermoso desde 1853. A lo largo de los años, ha sufrido numerosas remodelaciones para mantener su esplendor.

De todas las habitaciones, la biblioteca se destacó como la más impresionante para el escritor, seguida de cerca por el Baño de Damas. Esta sala cuenta con un impresionante fresco en el techo.

3. Teatro Romera

Uno de los muchos atractivos de Murcia es su rica vida cultural, y un lugar de visita obligado para los amantes de las artes escénicas es el Teatro Romea. El teatro, que lleva el nombre del reconocido actor Jaime Romea, ha sido un centro neurálgico de la actividad cultural en Murcia durante más de 150 años.

Su espléndida fachada neoclásica está adornada con los bustos de músicos legendarios como Beethoven, Mozart y Listz, que se suman a la grandeza del exterior del edificio. El Teatro Romea es una fuente inagotable de representaciones artísticas y es famoso por albergar una amplia gama de espectáculos.

De hecho, es uno de los teatros más destacados de España, junto con los de Madrid y Barcelona, ​​y atrae a numerosos artistas y público. Los murcianos pueden estar orgullosos de que su ciudad cuente con una institución cultural tan estimada.

4. Puente viejo

El actual puente de piedra, elevado sobre el río Segura, sustituye al antiguo puente de madera. El puente de madera fue arrasado durante una inundación en el siglo XVIII. Previo a la construcción del puente de piedra se sacó una estructura metálica temporal, la cual no fue bien recibida por los ciudadanos.

La estructura consistía en una placa de metal elevada colocada sobre pivotes, y no brindaba mucha confianza a quienes tenían que cruzarla.

Como resultado, se erigió una estatua de la Virgen a un costado del Barrio del Carmen. Este era un momento en que nadar no era una habilidad común, por lo que el miedo de cruzar sin las medidas de seguridad adecuadas era comprensible.

Hoy en día, el puente se cruza con facilidad, pero es importante reconocer la historia y los riesgos que se corrieron para hacer posible este paso. Para volver a la zona centro, los visitantes pueden utilizar el paseo del Malecón.

La estructura cuenta con una arquitectura estéticamente agradable, que recuerda a la vela de un barco, elegantemente sostenida por un mástil situado en una isla artificial, habitada por patos y gansos juguetones.

5. Convento de Santa Clara La Real

El Convento de Santa Clara la Real, perteneciente a la Orden de las Clarisas, es un notable conjunto monástico situado en pleno centro histórico de Murcia. Sus orígenes se remontan al siglo XIV cuando se construyó sobre los restos de una bella fortaleza musulmana del siglo XIII.

Las paredes del convento todavía albergan a seis monjas Clarisas enclaustradas, pero los visitantes pueden explorar los impresionantes jardines. El sitio cuenta con una combinación única de arquitectura, que incluye restos de un palacio árabe, un claustro y un coro gótico y una iglesia barroca.

Este impresionante mosaico histórico y religioso es una visita obligada en Murcia. Para los interesados ​​en profundizar en la historia del yacimiento, el Museo de Santa Clara presenta exposiciones de arte andaluz y arqueología, así como una sección dedicada al arte sacro.

6. El Ayuntamiento y su fachada

El Ayuntamiento de Murcia, también conocido como Casa Consistorial, es una impresionante pieza arquitectónica del siglo XIX que debería estar en el itinerario de todos los visitantes de Murcia.

La fachada neoclásica del edificio es el punto de encuentro perfecto para visitas guiadas por el centro histórico de la ciudad. Además, durante la Fiesta de la Primavera, el Ayuntamiento se convierte en un bullicioso centro de actividad y dinamismo.

7. Mercado de Las Verónicas

Murcia cuenta con uno de los activos más valiosos en sus extensos huertos. Esta tierra fértil no tiene parangón en España, produciendo una gran variedad de productos de primera calidad. El Mercado de las Verónicas, convenientemente ubicado cerca del paseo del Malecón, es un centro bullicioso donde muchos de estos productos excepcionales están disponibles para su compra.

8. Un paseo por el Segura

Hace años diez, la ciudad de Murcia dio la espalda al río Segura debido a los altos niveles de contaminación y deterioro. Sin embargo, hoy la situación ha mejorado y las aguas del Segura vuelven a correr claras. Este cambio positivo no ha pasado desapercibido para la comunidad emergente. En los últimos tiempos, muchos deportistas han aprovechado el agradable clima primaveral para realizar actividades como correr, remar, caminar o andar en bicicleta por el pequeño sendero que bordea el cauce del río.

Esta ruta escénica conduce a la hermosa campiña murciana y ofrece a los visitantes amplias oportunidades para explorar la belleza natural de la región.

9. De compras por Murcia

El corazón de la ciudad cuenta con una variedad de tiendas pintorescas y de moda, que ofrecen una variedad de productos que incluyen zapatos, joyas y regalos. Estos encantadores establecimientos se encuentran en las calles Trapería, Platería y Jabonerías, sumando al encanto del centro histórico.

Para aquellos que buscan una experiencia de compras más moderna, la bulliciosa Gran Vía es el lugar apropiado, para encontrar una amplia selección de opciones y satisfacer cualquier antojo de terapia de compras.

10. Monasterio de La Fuensanta

Una vez que haya terminado de explorar el casco histórico, considere una visita al Monasterio de Fuensanta para disfrutar de una vista cautivadora de Murcia.

El Monasterio está situado aproximadamente a 5,5 km del centro de la ciudad es un gran complejo arquitectónico que está envuelto por una naturaleza pintoresca.

Construido en estilo barroco murciano a finales del siglo XVII, el Santuario cuenta con notables esculturas en relieve de Juan González Moreno y frescos de Pedro Flores. Es un lugar de visita obligado para sumergirse en la belleza natural y maravillarse con las resplandecientes obras de arte.

Scroll al inicio